Mi lista de blogs

jueves, 15 de octubre de 2009




A veces me da por pensar en ti… y en todos los años que viví contigo. Todos los años perdidos, horas vacías, abandonadas, desnutridas, yermas…

Ojalá algún día aprendas a amar de verdad. A ser pareja. A olvidarte de ti mismo por el bien de quien amas. A escoger el pan en vez de la carne por otra persona. A no enfurecerte porque no me sequé el pelo, a no dejar de hablar por días sin tener motivos… A no exigir… y exigir… y exigir…una mujer perfecta…

Y aunque lo niegues, sí fuí esa mujer para tí. Porque si yo tengo una virtud, es el de ser como el agua… Me puedo amoldar y sacar lo mejor de mí por amor. Es una virtud que pesa, porque nadie la comprende. Es una virtud huérfana y desahuciada. Comencé a comprenderlo contigo…

No quise seguir siendo tu madre. Dentro de mí llevo el karma de la tierra muerta.

Ahora siento que vuelven a mi las gotitas del recuerdo… y quisiera decirte las razones por las cuales perdiste mi amor para siempre…

Para empezar, me idealizaste como una virgen, me admiraste como una virgen, me veneraste como una virgen. Te convino muy bien la doctrina de la esposa perfecta, con las camisas muy bien planchadas, con la comida siempre en la mesa, con el aseo impecable y más aún, con la cultura suficiente para ganarse la admiración de tu público amigo. PURA TEORÍA HERMANO!! PURA TEORÍA!!

Quedé dañada ¿sabes?, quedé herida de guerra, y no creo haberlo merecido tanto… Mis errores fueron por inmadurez, por ilusa, pero no por mala voluntad…. Yo nunca me enojé contigo. Siempre traté de entender tus razones. Mi principal error fue primero haber callado. El segundo, no haberme ido antes de tu vida. Volverme fea, dejar que se fuera mi juventud y la tersura de mi piel. Haberme permitido vivir sin amor, sin caricias, sin contención. Haber hecho raíces de soledad a tu lado. Sí!! Quedé dañada… aún siento las consecuencias … aún quedará la cicatriz…

Pero quiero que sepas que nunca te olvidaré. Que igual te tengo quiero. Sé que nunca te diste cuenta de todo esto. Eres un hombre bueno pero ciego para verme a los ojos. Estoy segura de que nunca quisiste hacerme mal…ESPERO QUE SEAS MUY FELÍZ… Y QUE ALGÚN DÍA APRENDAS A AMAR…

Marzo 2008, Pablo Urzúa

No hay comentarios:

Publicar un comentario